Eloy Izquierdo: “La Cátedra Divina Pastora ha acercado el deporte adaptado a la Universidad”
Eloy Izquierdo afirma que llegó al ciclismo de casualidad. Empezó compaginando su trabajo en el servicio de deportes de la Universidad de Valencia con el entrenamiento a ciclistas profesionales. Bajo sus órdenes han estado Javier Castellar, Ángel Casero y Rafael Casero, entre otros. El destino quiso que contactara con Maurice Eckhard, ciclista y miembro de la Cátedra Divina Pastora de Deporte Adaptado de la Universitat de València, al que le unen ya quince años de trabajo conjunto. Poco a poco, fue vinculándose a otros deportistas de la Cátedra como Rosana López y a convertirse en el entrenador del equipo Paracycling Hyundai Koryo Car – Dstrel. El pasado sábado, en la Copa de España de ciclismo adaptado, que se celebró en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste, vio cómo Maurice Eckhard en Mc2 y Rosana López y Esther Villaret en tándem femenino se proclamaban vencedores de la prueba.
lunes, 23 de julio de 2018

Eloy Izquierdo habla con Rosa Laparra, gerente de la Fundación Divina Pastora, sobre los proyectos de la Cátedra y el futuro de los ciclistas que la forman.

Rosa Laparra: Su figura es muy importante porque tiene mucho que ver con el deporte adaptado, con el ciclismo y con la Cátedra y, sobre todo, ha abierto camino a deportistas que han llegado a obtener premios muy importantes en el deporte. ¿Cómo llega al ciclismo adaptado?

Eloy Izquierdo: Empecé trabajando con Maurice (Eckhard) y luego con más ciclistas universitarios, gracias a la Cátedra Divina Pastora. En estos momentos contamos con Maurice y con dos tándems (uno de chicas y otro de chicos) y también tenemos el apoyo de un equipo, el Hyundai Koryo Car, en el que los ciclistas de la Cátedra se han integrado plenamente. Esta temporada el equipo ha tenido unos excelentes resultados a nivel nacional, quedando primero en el medallero, tanto en los Campeonatos de España de Pista como de Carretera, por delante de todas las selecciones autonómicas. A nivel internacional, Maurice ha conseguido una medalla en la prueba de la Copa del Mundo de Carretera de Ostende (Bélgica) y Ricardo Ten se ha proclamado Campeón del Mundo de Ciclismo en Pista.

Rosa Laparra: ¿Cómo es esta etapa de su vida? ¿Qué le aporta el ciclismo adaptado?

Eloy Izquierdo: Hago esto porque me divierte, disfruto y porque estoy devolviendo lo que he recibido del ciclismo. Hace ya años que me desvinculé del ciclismo de alta competición y me he implicado más en el adaptado, sobre todo ahora que me he jubilado. Personalmente me ayuda mucho estar con ellos. Aunque yo les he aportado, sin duda, he recibido mucho más de ellos de lo que les he dado.

Rosa Laparra: Será muy gratificante ver cómo disfrutan con esta actividad, ¿no?

Eloy Izquierdo: Sí, en ciclismo adaptado la gente disfruta del ciclismo. Se lo toma muy en serio, pero, sobre todo, se divierten y en el grupo son compañeros. Es un ambiente diferente del que se vive en el ciclismo convencional. La visibilidad que está teniendo el ciclismo adaptado últimamente hace que más gente se plantee incorporarse al ciclismo tras terminar su carrera en otro deporte. Es el caso de Ricardo Ten, que lo ha conseguido todo en la natación adaptada y ahora es Campeón del Mundo de ciclismo o de David Casinos que después de una brillante carrera en atletismo tiene grandes expectativas como velocista en tándem. Y no solo hay incorporaciones en el alto nivel, resulta agradable ver caras nuevas año tras año en las competiciones nacionales.

Rosa Laparra: En todos estos años, sin duda, habrán vivido muchas anécdotas, teniendo en cuenta el trabajo que hacen, la pareja que forma con Eckhard y cómo es ese trabajo que debe ser difícil mantenerlo tanto tiempo.

Eloy Izquierdo: La verdad es que es muy fácil trabajar con Maurice porque tiene un carácter muy abierto. Es muy extrovertido. A veces tenemos alguna que otra diferencia, pero la resolvemos bastante bien. Él, además, será un buen entrenador de ciclismo porque sabe mucho sobre este deporte y lo aplica también a lo que hace. Es muy responsable, muy metódico. Ha conseguido ser dos veces campeón del mundo de carretera y su mayor éxito es haber logrado una medalla de bronce en contrarreloj, su especialidad, en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. Después de participar en cuatro Juegos Paralímpicos, estamos trabajando con la mayor ilusión para llegar a los quintos.

Rosa Laparra: ¿Qué me cuenta de la parte femenina del equipo?

Eloy Izquierdo: En la Cátedra tenemos el tándem de Rosana López y su piloto Esther Villaret. Rosana es un caso especial de voluntad. Empezamos a trabajar juntos hace cuatro años. Ella no había hecho ciclismo nunca, su deficiencia visual hace que necesite competir en tándem y por tanto necesita una piloto. No teníamos ni tándem ni piloto, estuvimos dos años trabajando en gimnasio y con una bicicleta estática y fue capaz de aguantarlo. A partir de ahí, las cosas empezaron a mejorar, encontramos piloto, Noelia Murlá, y la Cátedra nos consiguió el tándem con el que actualmente compite, con Esther como piloto. Además, esta temporada han empezado a competir en pista, modalidad en la que tienen opciones de destacar. El equipo ha hecho una apuesta por ellas, la temporada que viene pueden estar en condiciones de debutar a nivel internacional. Si no lo hacen con la selección nacional, desde el equipo tenemos el compromiso de participar en las pruebas de la Copa del Mundo que se celebren en Europa. Las de América quedan fuera de nuestro alcance.

Rosa Laparra: Rosana ha demostrado ser un ejemplo de voluntad, de tesón, de inclusión y de vivir y disfrutar con el deporte. La primera vez que la vi con motivo de crear el tándem me pareció una niña con mucha ilusión.

Eloy Iquierdo: Sí, desde el principio, se le ha visto esa ilusión y esas ganas y no cuesta nada dedicarle todo: trabajo, equipo, recursos. Está aprendiendo a entrenarse. Hay que darle muy pocas instrucciones. Tiene un plan para cada día, pero sabe cómo tiene que trabajar. Además, ella tiene formación de entrenamiento de preparación física, ya que además de su carrera, se ha formado como entrenadora de fuerza y musculación. Técnicamente trabaja muy bien y en el ciclismo está aprendiendo mucho.

Rosa Laparra: ¿Qué futuro le ve, dentro del trabajo de la Cátedra, a la labor de entrenamiento, por un lado, y al futuro de los atletas, por otro?

Eloy Izquierdo: Veo un futuro prometedor. He conocido la labor de la Cátedra desde el principio con Maurice y luego como he estado vinculado por mi trabajo a la Universidad he visto el crecimiento que ha tenido en otros deportes. La Cátedra ha acercado el deporte adaptado a la Universidad. No sabía que en el ámbito universitario podía haber tanta gente con necesidades especiales. Es un colectivo muy grande, por encima de las 50.000 personas y veo que han ido surgiendo iniciativas y deportes que yo no conocía. He ido a ver algunas veces goalball y me ha impresionado.  La Cátedra ha conseguido que muchos estudiantes con necesidades especiales hayan incorporado el deporte a su vida académica. Es una labor que ha ido creciendo. Ha sido un proyecto que se ha ido consolidando lentamente y no ha sido algo que, como otras veces, aparece un gran proyecto con una inversión muy grande al principio y luego se va poco a poco diluyendo hasta desaparecer.

Rosa Laparra: ¿Cómo ve el mundo de los entrenadores en relación al ciclismo y al ciclismo adaptado?

Eloy Izquierdo: En el ciclismo adaptado hay varias iniciativas en España que no responden a un plan coordinado, pero han surgido. Hay algunas federaciones que están trabajando con mucha sensibilidad y apoyando mucho al ciclismo adaptado como puede ser la federación vasca y la federación catalana. Ambas tienen calendario de competiciones de deporte adaptado en su ámbito territorial. Hay un grupo en Cataluña, el club Génesis, que tiene una escuela de ciclismo adaptado que está trabajando con niños y con otra gente que está empezando. Hay otra asociación en Castilla la Mancha, FUCICAM, que organiza la mayor parte de las competiciones nacionales de ciclismo adaptado. En nuestro caso, los patrocinadores se han volcado con el equipo, y ahí estamos. Son iniciativas aisladas, no responden a un plan general pero están sosteniendo el ciclismo adaptado en este país.

Pie de foto: Maurice Eckhard con Eloy Izquierdo.

 

2018 © Fundación Divina Pastora | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies