Irina Bubnevica: Descubrí el maravilloso y amplio mundo del cómic cuando llegué a España
La ilustradora Irina Bubnevica ha quedado segunda en el VII Premio de Novela Gráfica Social, que organiza la Fundación Divina Pastora, son su obra ‘Planeta B’, una historia que trata sobre la basura que se genera y la destrucción del medioambiente. Rosa Laparra, gerente de la Fundación Divina Pastora, habla con esta autora sobre su obra, sus proyectos de futuro y sobre este premio.  
jueves, 28 de noviembre de 2019

Rosa Laparra: ¿Cuándo empezó a interesarse por el mundo del cómic?

Irina Bubnevica: Hace cinco años cuando llegué a España y decidí cambiar de oficio. Trabajé en publicidad durante diez años y al llegar aquí, pensé que tenía que hacer algo más. Descubrí que me apasionaba el mundo del cómic, del dibujo, la ilustración… Empecé con mucho esfuerzo a dedicarme a esto.

Rosa Laparra: Pero el cómic le habrá gustado siempre …

Irina Bubnevica: Nací en la Unión Soviética donde no había cómic como tal. No solíamos leer cómics y no conocíamos los súper héroes. Leíamos libros con más texto que dibujo, pero siempre me gustó dibujar. Los cómics modernos los descubrí en España. Vi que existía un mundo del cómic tan maravilloso y tan amplio que nunca me hubiera imaginado que era así. No solo hablamos de súper héroes, sino que existen cómics con mensajes muy importantes para que los niños aprendan. Incluso existe la novela gráfica con historias sobre este mundo que no siempre se trata de divertirse.

Rosa Laparra: Además de ‘Planeta B’, ¿tiene otros trabajos? Entiendo que trabaja en el mundo del cómic y la ilustración…

Irina Bubnevica: Realmente soy una novata. Acabo de empezar, pero sí tengo trabajos de ilustración. De cómic, nada. Ahora me dedico a dibujar mucho y ya tengo más historias que contar y dibujar, pero he dedicado mucho tiempo a aprender. No tengo libros publicados todavía, pero espero tenerlos en un futuro. De momento, tengo ilustraciones sueltas, ilustraciones editoriales y álbumes ilustrados, que todavía esperan ser publicados.

Rosa Laparra: El estilo que ha utilizado en la obra, ¿es un estilo habitual suyo o suele cambiar?

Irina Bubnevica: Es mi método, mi estilo personal. En este caso, es una mezcla de realismo y dibujo plano, pero depende del trabajo utilizo muchos estilos diferentes. Puede ser súper plano o muy realístico, con texturas, mezclando fotos, collages, etc. Puede ser de cualquier tipo, siempre depende del objetivo y del tiempo.

Rosa Laparra: ¿Por qué le llamó a su obra ‘El Planeta B’?

Irina Bubnevica: Porque suelen decir que no tenemos planeta B, pero ¿y si lo tenemos? Qué pasaría si encontrásemos el planeta supuestamente apto para la vida humana a años luz de la Tierra y enviásemos allí un astronauta para sacar las pruebas, pero su nave espacial tuviese límite del oxígeno para realizar su misión y regresar a casa… Es la premisa de la historia El Planeta B. Al final, el protagonista descubre que el Planeta B es nuestro propio planeta Tierra que no había reconocido por estar ocupado con su trabajo y su vida (y su basura). El Planeta B es nuestro propio planeta, pero limpio, sin tanta basura innecesaria que generamos nosotros.

Rosa Laparra: ¿Qué método utiliza para trabajar?

Irina Bubnevica: Ahora mismo utilizo más el método digital.

Rosa Laparra: ¿Cómo se le ocurrió presentarse al premio que convoca la Fundación Divina Pastora?

Irina Bubnevica: Justamente tenía esta novela gráfica sin acabar, pero la quería para alguna publicación importante. Buscando por internet concursos sobre novela gráfica y novela social, encontré este y me pareció una oportunidad muy buena.

Rosa Laparra: El tema que ha escogido ¿es un tema casual o fue inspirado por algo? ¿De qué manera surgió?

Irina Bubnevica: Es el tema con el que vivo yo. Un tema muy personal. Cada uno de nosotros puede ser el protagonista de esta historia, ser un héroe, quien se da cuenta de su verdadera misión. La basura que generamos es un arma destructiva muy poderosa, que posee cada uno de nosotros… Solo si entendemos que el planeta es la casa que compartimos todos, nadie trataría su casa como tratamos nuestro planeta. Este tema es importante para mí. No generar mucha basura, no dañar nuestro planeta y no estropear nuestra casa. A mí, personalmente, me importa mucho.

Rosa Laparra: Enterarse de que su obra ha sido una de las finalistas, ¿provoca algún cambio a la hora de enfocar su trabajo?

Irina Bubnevica: Me motiva a acabarlo y a publicarlo.

Rosa Laparra: A la vista de este trabajo, ¿tiene algún otro proyecto de novela gráfica social?

Irina Bubnevica: Sí, porque me gusta hacer lo que de verdad me importa. Pienso en historias para niños más pequeños, pero que sea ecológico, como aprendizaje, para vivir con los demás, con los extranjeros… Estas son historias que me planteo ilustrar.

La Fundación Divina Pastora es una organización sin ánimo de lucro que presta atención a personas con alto riesgo de exclusión social y está orientada a la promoción de obras sociales, benéficas, médico-sanitarias y de protección de salud. Asimismo, colabora con distintas entidades para impulsar la formación e información en los ámbitos educativo, deportivo, medioambiental y de protección del arte y la cultura, fomentando la docencia, la formación y la investigación.

2020 © Fundación Divina Pastora | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies