La Fundación Divina Pastora colabora con AMFISEP para mejorar la movilidad de personas con discapacidad
La Fundación Divina Pastora ha firmado un convenio de colaboración con AMFISEP para la ampliación de los servicios del taller de rehabilitación que tiene esta asociación con el objetivo de seguir mejorando la movilidad de las personas con discapacidad. Este taller fue reconocido el año pasado por Sanidad como el primer centro de rehabilitación pasiva para personas crónicas.
jueves, 1 de febrero de 2018

Gracias al acuerdo entre AMFISEP y la Fundación Divina Pastora, se ha adquirido el mobiliario ‘MOTOmed Viva 2” que permitirá llevar a cabo el programa de cinesiterapia pasiva del taller de rehabilitación cuyo objetivo es ayudar a los pacientes, en su mayoría afectados de lesión medular, esclerosis múltiple, distrofia muscular y hemiplejías, entre otras, a mantener o mejorar su máximo nivel de capacidad funcional posible. Este centro es el único que dispone del MOTOmed.

El taller de rehabilitación cuenta actualmente con 70 usuarios que presentan lesiones, bien por accidente de tráfico o por enfermedad degenerativa, que necesitan rehabilitación continua para un mejor funcionamiento de su sistema circulatorio y para prevenir riesgos de fractura. Con este programa de cinesiterapia pasiva podrán mejorar su movilidad, redescubrir fuerzas residuales, reducir las secuelas de la falta de movimiento y fortalecer la mente y su bienestar.

Los programas que se llevan a cabo en el taller de rehabilitación no se basan en una sola técnica, sino que integran las técnicas y recursos que cada paciente necesita. Así, en el gimnasio de la asociación se trabajan la terapia manual, la masoterapia, la potenciación muscular, el equilibrio de tronco y control postural, el streching y la movilización neuromeningea, entre otras. También se desarrollan programas de fisioterapia propios según los grupos de patología que presenten los usuarios con la finalidad de mantenerlos en las mejores condiciones de salud, romper las barreras de la rehabilitación estándar asistida y favorecer siempre un entrenamiento óptimo con la participación activa del paciente.

AMFISEP es una entidad formada por personas con discapacidad de la comarca de L’Horta Nord, constituida en el año 2000,  cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de estas personas. En 2004, creó este taller de rehabilitación complementaria para dar servicio a personas con diferentes enfermedades neuromusculares, neurológicas, reumáticas y articulares, cardiacas y lesionados medulares. En todos estos casos, la rehabilitación y la fisioterapia continua ayuda al mantenimiento físico de la persona afectada tanto en adultos como en menores. 

Por su parte, la Fundación Divina Pastora es una organización sin ánimo de lucro que presta atención a personas con alto riesgo de exclusión social y está orientada  la promoción de obras sociales, benéficas, médico sanitarias y de protección de salud. Colabora también con distintas entidades para impulsar la formación e información en los ámbitos educativo, deportivo, medioambiental y de protección del arte y la cultura.

Gracias al acuerdo entre AMFISEP y la Fundación Divina Pastora, se ha adquirido el mobiliario ‘MOTOmed Viva 2” que permitirá llevar a cabo el programa de cinesiterapia pasiva del taller de rehabilitación cuyo objetivo es ayudar a los pacientes, en su mayoría afectados de lesión medular, esclerosis múltiple, distrofia muscular y hemiplejías, entre otras, a mantener o mejorar su máximo nivel de capacidad funcional posible. Este centro es el único que dispone del MOTOmed.

El taller de rehabilitación cuenta actualmente con 70 usuarios que presentan lesiones, bien por accidente de tráfico o por enfermedad degenerativa, que necesitan rehabilitación continua para un mejor funcionamiento de su sistema circulatorio y para prevenir riesgos de fractura. Con este programa de cinesiterapia pasiva podrán mejorar su movilidad, redescubrir fuerzas residuales, reducir las secuelas de la falta de movimiento y fortalecer la mente y su bienestar.

Los programas que se llevan a cabo en el taller de rehabilitación no se basan en una sola técnica, sino que integran las técnicas y recursos que cada paciente necesita. Así, en el gimnasio de la asociación se trabajan la terapia manual, la masoterapia, la potenciación muscular, el equilibrio de tronco y control postural, el streching y la movilización neuromeningea, entre otras. También se desarrollan programas de fisioterapia propios según los grupos de patología que presenten los usuarios con la finalidad de mantenerlos en las mejores condiciones de salud, romper las barreras de la rehabilitación estándar asistida y favorecer siempre un entrenamiento óptimo con la participación activa del paciente.

AMFISEP es una entidad formada por personas con discapacidad de la comarca de L’Horta Nord, constituida en el año 2000,  cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de estas personas. En 2004, creó este taller de rehabilitación complementaria para dar servicio a personas con diferentes enfermedades neuromusculares, neurológicas, reumáticas y articulares, cardiacas y lesionados medulares. En todos estos casos, la rehabilitación y la fisioterapia continua ayuda al mantenimiento físico de la persona afectada tanto en adultos como en menores. 

Por su parte, la Fundación Divina Pastora es una organización sin ánimo de lucro que presta atención a personas con alto riesgo de exclusión social y está orientada  la promoción de obras sociales, benéficas, médico sanitarias y de protección de salud. Colabora también con distintas entidades para impulsar la formación e información en los ámbitos educativo, deportivo, medioambiental y de protección del arte y la cultura.

 

2018 © Fundación Divina Pastora | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies