La Fundación Divina Pastora colabora con ACNUR en un proyecto de emergencia en Jordania
La Fundación Divina Pastora ha firmado un convenio de colaboración con el Comité español de ACNUR para financiar el proyecto “Emergencia en Siria e Irak. Plan de preparación para el invierno 2016-2017”, cuyo objetivo es ayudar a la población más vulnerable de estos países que se encuentra tanto desplazada internamente como refugiada en Oriente Medio para que puedan pasar el invierno. Se les proporciona asistencia multisectorial, útiles esenciales para hacer frente al rigor invernal y material aislante para los refugios. Además, gracias a este plan, también se llevan a cabo los trabajos necesarios de adecuación en campos y asentamientos, así como las mejoras en los sistemas de drenaje.
jueves, 2 de febrero de 2017

Está previsto que, a través de este plan de emergencia, se beneficien un total de 4,6 millones de personas desplazadas internas y personas refugiadas sirias e iraquíes en situación de vulnerabilidad.

En concreto, la colaboración de la Fundación Divina Pastora se centra en Jordania, donde ACNUR proporcionará ayuda a más de 292.000 sirios en situación vulnerable y a unos 30.000 iraquíes y personas de otras nacionalidades, lo que representa en el país a un 44% de refugiados sirios y un 52% de otras nacionalidades. Se les proporciona ayuda económica a los refugiados sirios en los campos para que afronten los gastos del invierno como el mantenimiento de su vivienda, las necesidades de artículos básicos no alimentarios y el combustible para la calefacción. A la población refugiada recién llegada a los campos se les suministra cocinas/estufas de gas y mantas térmicas.

“La Fundación Divina Pastora, dentro de su compromiso por actuar en aquellas iniciativas que prestan atención a personas con alto riesgo de exclusión social, colabora por segundo año consecutivo en este plan de emergencia tan necesario debido al continuado conflicto en Irak”, destaca Rosa Laparra, gerente de la Fundación Divina Pastora.

Más de 14,5 millones de personas se han visto obligadas a desplazarse de sus hogares en Siria e Irak y más de cinco millones buscan asilo en los países vecinos. La población siria afectada por la guerra sucumbe a situaciones de pobreza y vulnerabilidad. Un 70% de los sirios que viven en Líbano se encuentran por debajo del umbral de la pobreza y un 50% está en situación de extrema pobreza. En el caso de Jordania, un 93% vive por debajo del umbral de la pobreza.

El Comité español de ACNUR es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja para recaudar fondos para financiar proyectos de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) a favor de las personas refugiadas, desplazadas internas y retornadas y llevar a cabo campañas de sensibilización sobre la situación de las personas refugiadas y la labor humanitaria y de protección de ACNUR.

Por su parte, la Fundación Divina Pastora es una organización sin ánimo de lucro orientada a la promoción de obras sociales, benéficas, médico sanitarias y de protección de salud. Además, colabora con distintas entidades para impulsar la formación e información en los ámbitos educativo, deportivo, medioambiental y de protección del arte y la cultura, fomentando la docencia, la formación y la investigación.

Pie de foto: Familia siria refugiada en Ammán (Jordania) en una vivienda de alquiler de este proyecto.

2021 © Fundación Divina Pastora | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies