Marta Domínguez: “Todavía falta mucha formación de profesionales en el paradeporte”
Marta Domínguez (Miranda de Ebro, Burgos)  es entrenadora de natación y monitora de multideporte adaptado. Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de León, ha cursado el Máster en Rendimiento Deportivo y Salud, y el Doctorado en Psicología de la Salud en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Ha trabajado  con personas con parálisis cerebral en concentraciones y campeonatos nacionales de boccia y slalom en silla de ruedas. En la actualidad, es profesora de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad Isabel I de Castilla, con sede en Burgos, y recientemente ha logrado el Premio a la Mejor Tesis Doctoral, convocado por la Cátedra Divina Pastora de Deporte Adaptado de la Universitat de València, por su trabajo “Desarrollo de un sistema de clasificación funcional en slalom en sillas de ruedas”.
jueves, 25 de enero de 2018

 

Tal y como explica, empezó este trabajo de investigación por la necesidad de crear un nuevo sistema de clasificación en el slalom en silla de ruedas: “El slalom en silla de ruedas ha sido un deporte minoritario que no tiene actualmente una gran representación a nivel internacional y no pertenece al mundo paralímpico, por lo que muy poca gente conoce en qué consiste. Desde la dirección técnica de la selección española del slalom en silla de ruedas surge la necesidad de un nuevo sistema de clasificación porque este paradeporte era practicado únicamente por personas con diferentes afectaciones neurológicas, como parálisis cerebral, por ejemplo, y en los últimos años se han incluido otro tipo de discapacidades”.

En este sentido, añade “en el deporte adaptado, los deportistas compiten en función de una clasificación y no en función de su discapacidad. Esto quiere decir que se valora cómo cada limitación de estos deportistas afecta a los factores que determinan el rendimiento de un determinado paradeporte, buscando la equidad de todos los deportistas durante la competición. Desde el Comité Paralímpico se establece un reglamento de obligatorio cumplimiento que señala que los nuevos sistemas de clasificación deben basarse en la investigación y en las evidencias científicas para determinar las bases de este sistema de clasificación y deben ser específicos de cada paradeporte. Aquí surge la necesidad de realizar un estudio de investigación de slalom en silla de ruedas en el que se analice la propulsión de la silla de ruedas, la estabilidad y movimiento del tronco… para valorar a diferentes deportistas en estos factores que van a determinar un menor tiempo en las pruebas y circuitos”.

Respecto al slalom en silla de ruedas señala que ha crecido mucho en los últimos años y que cada vez lo practica un mayor número de deportistas, ya que “se trata de un paradeporte que permite la práctica de un gran número de personas diferentes dando la posibilidad de practicar una actividad física a las clases con mayor afectación y discapacidades más severas, y potenciando ciertas habilidades que son necesarias para la movilidad y mejor calidad de vida de estas personas”, manifiesta.

Marta Domínguez se refiere también a la situación actual del paradeporte: “Considero que a nivel general todavía falta mucha formación de profesionales en esta área y un mayor apoyo a las federaciones nacionales que se encargan de promocionar y facilitar el desarrollo de los paradeportes”.

“En la mayor parte de los casos me he encontrado con que los entrenadores, técnicos deportivos o preparadores físicos que trabajan en deporte adaptado lo hacen prácticamente como un hobby y no como un trabajo, debido a sus bajas o nulas remuneraciones, por lo que en muchas ocasiones esto hace que las personas más formadas opten por abandonar”, argumenta.

En su opinión, se debe realizar una formación del profesorado de base modificando  y actualizando los contenidos de asignaturas, como la Educación Física que, debido a las pocas horas que dedican a ella, en pocas ocasiones tratan contenidos de deporte adaptado o bien este es tan básico que los alumnos apenas tienen información de qué tipos de deporte adaptado existe y quién lo practica. “Al igual, en la universidad se deben fomentar los proyectos inclusivos y hacer que los alumnos participen de jornadas de deporte adaptado o de competiciones con la ayuda y apoyo de las universidades y del profesorado especialista en ello”, añade.

2021 © Fundación Divina Pastora | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies