Proyecto de atención integral para exreclusos
La Fundación Divina Pastora firma un convenio con Casal de la Pau a través del cual se mejoran las condiciones de vida de este colectivo. También se desarrollarán medidas socio asistenciales y sanitarias que contribuyan a mejorar la salud y las posibilidades de reinserción social de las personas con enfermedades mentales.
martes, 29 de julio de 2014

La Fundación Divina Pastora y Casal de la Pau han firmado un convenio de colaboración, mediante el cual ambas entidades desarrollarán de forma conjunta un proyecto de atención integral para personas exreclusas. A través de dicha iniciativa se pretende mejorar las condiciones de vida de aquellas personas que, tras salir de la prisión, carecen de apoyos sociales y familiares y, por tanto, se encuentran en una grave situación de vulnerabilidad.

Se beneficiarán de este programa las personas en libertad condicional en fase terminal o en libertad definitiva con un grave deterioro de la salud física y/o mental; personas con bajo nivel de formación y experiencia laboral; las de bajo poder adquisitivo y aquellas que proceden de familias muy desestructuradas y sin vínculos estables. 

Asimismo, este convenio determina que también se prestará especial atención a las personas reclusas y a aquellas que padezcan una patología mental grave como esquizofrenia, trastornos de la personalidad y/o conducta o problemas de adicción a las drogas. Este proyecto también va dirigido a personas que hayan estado internas durante largos periodos a lo largo de su vida; aquellas que hayan tenido problemas de consumo de drogas y a los que, aún teniendo problemas de salud mental grave, no han sido diagnosticados ni tratados durante su estancia en prisión.

El objetivo de este acuerdo es desarrollar medidas socio asistenciales y sanitarias que contribuyan a mejorar su calidad de vida, su estado de salud y a incrementar sus posibilidades de reinserción social. Entre las iniciativas que se llevarán a cabo destacan la atención sanitaria y el control y dispensación de la medicación pautada; el apoyo emocional en el Centro Penitenciario de Picassent y la atención domiciliaria para personas exreclusas sin apoyos familiares orientada al fomento de hábitos de autocuidado, entre otras.

 

2021 © Fundación Divina Pastora | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies